Inaugurado por Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, en 2011, (29 años después de su creación como Denominación de Origen), la nueva sede del Consejo Regulador mira al futuro sin olvidar el pasado. Con un diseño que partía de un edificio histórico de piedra (que sirvió primero como iglesia en el siglo XV y luego como hospital, en el siglo XVI), el nuevo edificio invita a jugar con la luz. Es fruto de la imaginación del estudio de arquitectos `Barozzi Veiga´, y su estilo funcional y vanguardista no pasa desapercibido.